dissabte, 21 de desembre de 2013

LA MEVA MALA EXPERIÈNCIA AMB LA COMPANYIA DE TELEFONIA VODAFONE

Vull fer pública la carta que enviaré dilluns a la companyia de Vodafone i que recull  de forma sintetitzada la  meva mala experiència amb la companyia de telefonia Vodafone per sí algú li pot servir per conèixer el funcionament d'aquesta companyia.


Vodafone España SAU
Parque Empresarial Castellana Norte
C. Isabel Colbrand, 22  Edificio D 4º
28050 MADRID

Señores,

Les estaría muy agradecido que algún responsable de atención al cliente, con suficiente jerarquía en su compañía para tomar decisiones,  pudiera leer mi carta puesto que  todas las conversaciones telefónicas mantenidas hasta ahora (¡Y ya son varias decenas!), han sido absolutamente infructuosas, por no decir directamente inútiles.

Hace pocos días he recibido una carta suya  fechada en Madrid el 12 de diciembre de 2013, donde se me comunica que salvo error, su cuenta presenta el día de la fecha un saldo pendiente de pago por un total de 141,57, motivo por el cual hemos procedido a la suspensión cautelar del servicio que tiene contratado con nuestra compañía.”

He sido cliente suyo de telefonía móvil  desde el  2008 y en telefonía fija desde el 2011, sin haber devuelto nunca o impagado ningún recibo como pueden comprobar en sus archivos.
Ustedes prestan un mal servicio de  telefonía móvil en mi ciudad, Tortosa, pues son conocedores de que qal menos dos zonas  en pleno núcleo urbano  que frecuento por motivos profesionales y que son  el Barrio del Rastro (Edificio  de los Juzgados) y Barrio de Ferrerías  de Tortosa (confluencia entre la Avenida de Cataluña y Calle Arnes) es imposible conectarse a su  red de datos o recibir llamadas de voz sin interferencias, lo que demuestra  falta de una adecuada cobertura de su compañía en el interior de una ciudad de 30.000 habitantes, hecho del todo lamentable y supone un incumplimiento contractual grave por su parte.
Por otro lado, el servicio de atención al cliente me ha parecido, como lo describiría, una auténtica pesadilla. En su día contraté una modalidad de autónomos, en mi calidad de profesional, disponiendo de unas tarifas   alejadas de mis necesidades y con precios fuera de mercado, comparado con las recientes tarifas  para clientes particulares.

Por un servicio de ADSL, llamadas a fijo desde el fijo, cuota de línea fija, 350 minutos mensuales de voz en telefonía móvil desde el móvil, 1 gb de navegación de datos y 0, sí señores, 0 SMS a números no Vodafone estaba pagando mensualmente un total de  65 euros más IVA, a lo cual se añadían consumos adicionales por  cada SMS  enviado u otros consumos no incluídos en el contrato que provocaban facturas finales que oscilaban entre los 85 i 115 euros mensuales.

Como la competencia ofrece  mucho más,  por mucho menos,  intenté modificar mis tarifas contratadas con Ustedes. En dicho momento comenzó una auténtica pesadilla. Que si en el 123 no lo podían realizar y tenía que ir a una tienda física…en la tienda física que no era posible el cambio de autónomos a particular, que tenía que llamar al 123… que si un operador me ofrece  hacer una nueva alta del fijo y beneficiarme de nuevas tarifas y me promete que voy a poder mantener mi número fijo, cosa que afortunadamente  no hice porque me han dicho que es imposible recuperar un número cuando ya no lo tienes como abonado… que si otra vez en el 123 me indican que no es posible. ¡Vaya, un auténtico esclavo, no sabemos porqué, de unas tarifas que no quería  y  sobre las que no se me daba ninguna posibilidad de  modificación!

Ante tanta incompetencia decido darme de baja de mi teléfono móvil. Cuál es mi sorpresa cuando en su factura número CI0685168083 de fecha 22/11/2013 se me carga   en concepto de “cargo incum. Acuerdo Descuento (13 Nov)” un total de 141,57 que tan amablemente  me reclama su compañía.

Empieza otra vez mi peregrinación  por numerosos departamentos y operadores de su número de atención al cliente, que si facturación, que si particulares, que si autónomos, que si reclamaciones… nadie es capaz de indicarme  que Acuerdo he incumplido para que pretendan aplicarme dicha penalización.

Ante su inoperancia,  solicité un número de cuenta para hacer un abono  por los consumos de mi teléfono, excluyendo la penalización, por lo que efectuó una transferencia por importe de 69,90 euros en concepto de consumos a una cuenta suya del Banco de Santander.

Una vez efectuada la transferencia, envío una copia a su fax 607133514, indicado por Ustedes para tales efectos, explicando los motivos del impago parcial de mi última factura por aplicación indebida de penalización.
Ante  tantos despropósitos solicito una portabilidad de mi teléfono fijo a otro operador el cual me indica que Ustedes incumplen el término  de que disponen (16 de diciembre)  para ceder la línea y que harán una reclamación. La misma mañana hago una reclamación  a su teléfono  de desatención al cliente y me indican que no es problema de Vodafone, que es un problema de la otra operadora.

Sorprendentemente, una hora después recibo una llamada de un operador de Vodafone  haciéndome una oferta  aún más atractiva que el de la otra operadora (¡Parece que ahora sí se podían modificar las tarifas!!). Le indico al operador de que como  me puedo fiar de Vodafone con el viacrucis al que me han sometido previamente  y me  responde que le dé un correo electrónico y me enviará la oferta por correo electrónico. Todavía espero la oferta.
Mientras,  recibo más llamadas del departamento de cobros como si fuera un moroso. Les indico que la penalización aplicada es incorrecta. Se me argumenta que existe un acuerdo con Vodafone, pero nadie sabe indicarme en qué consiste dicho acuerdo y cuando fue formalizado. El operador me dice que revisaran las grabaciones y  me la enviarán por correo electrónico. Todavía espero la grabación.

Finalmente, mira que son Ustedes malos gestores, recibo una carta donde se me reclama de nuevo la penalización no pagada indicándome que se suspende cautelarmente su servicio. ¿Señores, sabe su mano derecha lo que hace su mano izquierda? ¿Nadie le ha dicho al Departamento que me amenaza con suspender el servicio  que ya no soy cliente suyo?

¿En base a qué derecho me reclaman Ustedes dicha cantidad? ¿Qué acuerdo beneficioso es que he incumplido mientras pagaba tarifas más elevadas que la del mercado? ¿Qué terminales me han entregado por permanecer con Ustedes? ¿Han comprobado que el último terminal bonificado que me entregaron, lo fue en diciembre de 2011, obligándome a una permanencia de 18 meses? ¿Qué no saben contar para ver que  el período de 18 meses ha pasado ampliamente?

Por todo ello, les indico, tal como ya  les solicitaba en el fax de fecha 2/12/2013, que den de baja la cantidad reclamada por ser incorrecta al tratarse de una penalización basada en un acuerdo inexistente.

Asimismo les ruego que dejen de molestarme por correo ordinario y por teléfono, pues voy a poner toda la documentación que tengo en manos de la Secretaria de Estado para las telecomunicaciones y la sociedad de información para que les sancione por abuso en la aplicación de penalizaciones   indiscrimadas y por mala prestación de su servicio  puesto que no  ofrece una  cobertura incorrecta en  núcleo urbano donde resido y que goza de una población de 30.000 habitantes, a pesar de cobrar mensualmente por el servicio.


Atentamente. 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada